febrero 26, 2024

Marca Personal

Santa Fe, Argentina

Acosta: “Me gusta mucho trabajar con los chicos en Regatas”

Delfina Acosta tiene vuelo propio. Suele suceder que muchos hijos de…., muchas veces luzcan una etiqueta o lleven una mochila sobre sus espaldas.

Pero la hija de Boca Negra crece día a día, no solamente en su función de docente, sino cuando le toca integrar una mesa de control.

En un rico diálogo con MP Digital recordó que “jugué al vóley en Regatas desde los 4 años hasta los 18. Después arranqué la secundaria y con mi sangre basquetbolera en la familia, me fui involucrando de lleno. Estoy en cuarto año de Educación Física”.

Más adelante reconoció que “en 2020 me proponen en el club sumarme con los más chiquitos, pasó la pandemia y desde fines de ese año hasta la actualidad pudimos trabajar de lleno con los chicos de Escuelita y Premini, además de ayudar en Mini”.

Acosta no dudó en expresar que “me gusta mucho trabajar con los chicos en Regatas. Los conozco bastante, las cualidades de cada uno, los tengo estudiados. Tenemos un grupo hermoso. A mi papá le pido consejos, le presento situaciones que no puedo manejar y me ayuda un montón. Me estoy soltando más y cada vez me encuentro metida en el ambiente”.

Como contamos en el inicio de esta entrevista, Delfina también es una de las oficiales de mesa que mayor crecimiento y proyección tiene la Asociación Santafesina. En ese sentido apuntó que “en principio comencé pensando en lo económico, me parecía una buena entrada. Pero con el paso de los años me empecé a involucrar más, mirando partidos, equipos, analizando jugadas y situaciones. Mi idea es poder ser comisionado técnico, así que intento mejorar y avanzar mucho con eso”.

El cambio del papel a lo digital la tuvo como una de las referentes, al subrayar que “esa mutación me favoreció. Yo siempre practicaba con la tablet, aprendí rápido e incluso Francisco (Díaz) me sumó a una capacitación para los oficiales de la provincia. Siempre trato de ayudar a todos para que aprendan”.

En otro tramo de la charla soslayó que “en Colón, donde voy seguido a Liga Argentina, hay que estar siempre atenta y se piden muchas cosas como la vestimenta, puntualidad. Si no marcas una asistencia, por ejemplo, te lo hacen notar. Es todo un poco más estricto y forma parte de mi aprendizaje”.

Antes de su despedida, confesó que “en mi casa se habla mucho de básquet, con mi papá comentamos muchas situaciones. Con mi hermano antes había más comunicación, ahora un poco menos porque vive solo. Pero cada vez que puedo lo voy a alentar como el resto de mi familia”.