Luis Scola nos lleva siempre a ser mejores

Luis Scola nos lleva siempre a ser mejores

Luis Scola nos lleva siempre a ser mejores

Impactos: 74

La Selección Argentina jugará su tercera final de un Mundial, con un grupo de jóvenes que lidera el gran capitán.

Es muy difícil bajar la adrenalina, serenarse, poder encontrar un equilibrio ante un nuevo golpe que dio la Selección Argentina en el Mundial de China.

Pero no todo está cerrado, aunque ellos ya hicieron sobrados méritos para ingresar en la selecta galería de los consagrados.

Fueron minutos, apenas un instante. Luis Scola se acercó a su mujer e hijos, los saludó, se confundió en un interminable abrazo con Emanuel Ginóbili, dio declaraciones sin casete como suele hacer e ingresó al vestuario.

Saludó uno por uno a sus compañeros, y mientras ellos no bajaban de la montaña de éxtasis fue y se sentó en un rincón. “Hay que vaciarse en pos de un objetivo”. El gran capitán hizo eso para comerse crudo a Gobert y los galos que buscaron frenarlo.

Argentina tiene un jugador que hace mejor al resto, que competirá hasta el día que decida retirarse y que no tiene excusas ni imposibles en sus propósitos. Capaz de trabajar en silencio, cambiar su dieta, pero fundamentalmente, transmitir un estirpe ganadora.

Todos vamos detrás de él. Los que seguimos su carrera desde que era un adolescente que jugaba en Ferro y quiso apostar por el básquet hasta jugar en Europa. Pero siempre siendo fiel a su país, a su Selección, a los colores, a la patria.

Scola es de los que hablan con hechos, de los que nunca se van a conformar con lo que se logró. Por eso esa imagen. Por eso en su cabeza ahora ronda transmitir paz y calma hasta que el domingo salgan a jugar la final contra España.

Es el “León Najnudel” de este proceso. Porque el creador de la Liga Nacional proyectó algo que jamás hubiera pensado y que tuvo los frutos que dio la competencia generadora de estos jugadores.

Y Scola vio antes lo que muy pocos observaron: que este equipo estaba para llegar lejos y tenía con otros intérpretes esa calidad como en 2002 para recorrer un camino lleno de obstáculos volteando rivales y riéndose de la lógica.

A esta altura, sin buscar polémica ni discusiones, Luis Alberto Scola se convirtió en la leyenda viviente de toda la historia de la Selección Argentina. En un juego donde la especulación no existe, donde hay que trabajar para ser el mejor y usando la inteligencia en procura de vencer a tu oponente.

Por eso en todos los ámbitos él nos lleva a ser mejores, a hacer palpable lo irreal, a convertir un sueño en realidad. Bajarán los decibeles, se encenderán las luces de la noche China y entonces el gladiador y sus jóvenes soldados empezarán a trabajar para ser campeones del mundo el próximo domingo.

 

¡Argentina llegó a la final del Mundial de China!

 

 

Marca Personal Web

leave a comment

Create Account



Log In Your Account