junio 15, 2024

Marca Personal

Santa Fe, Argentina

Un triple de Andrés Jaime que emuló a uno de Manu Ginóbili

Desde el pasado domingo podemos decir que Andrés Jaime tiene cosas de Manu Ginóbili. Es que el base de Regatas Corrientes convirtió un tiro casi calcado a uno de los tantos históricos que convirtió el argentino en la NBA.

El santafesino intentó lanzar un alley opp desde el eje hacia Charles Mitchell, pero se pasó de fuerza y el tiro terminó ingresando en el aro para la sorpresa de todos en el José Jorge Contte. Finalmente, Andrés terminó con 14 puntos y 4 asistencias en la victoria ante Obras por 91 a 83.

A diferencia del bahiense, esta conversión todos se dieron cuenta y el Tachero sacó de fondo, no como Carmelo Anthony que buscó el contragolpe cuando tomó la pelota, aunque la cámara en Corrientes si se confundió y se fue con Mitchell y no con Jaime.

Poco más de 6 años atrás, Manu Ginóbili fue protagonista del triunfo en aquel 2018 de los Spurs por 100 a 91, con 12 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias. Y el triple que anotó fue uno que nadie más que el argentino vio, y hasta él mismo quedó sorprendido.

Como nadie se dio cuenta más que él, los tres árbitros incluso no cobraron nada y tuvieron que revisar el video ante el efusivo reclamo del bahiense. Obviamente terminaron cobrando la conversión insólita, que estaba destinada originalmente a ser un pase a LaMarcus Aldridge.

“Estuve trabajando en ese tiro por un montón de tiempo. Lo que pasa es que todavía no me había animado a tirarlo” contó en broma con ESPN. Y agregó: “la verdad es que fue rarísimo. Lo vi a LaMarcus adelante y se la quise tirar por arriba y rápido, porque él ya estaba en la pintura desde hacía un tiempo. E indudablemente me salió un poco más fuerte, pero entró de una manera que fue una belleza. Creo que, tirando normal, no metí una así de bien en todo el año”.

Además, contó cómo fue el momento donde no lo cobraron: “Cuando vi que entró y que ellos salieron rápido, sin que nadie marcara nada, me volví loco. Una vez que una pelota entra así, cómo no lo van a contar. Después vi el banco, porque en un momento pensé que estaba equivocado yo. Y cuando veo que en el banco estaban todos locos porque no la habían cobrado, traté de llamar la atención de los árbitros para que hicieran algo. No sé qué, pero algo tenían que hacer. Yo me había dado cuenta que había entrado. Ninguno de los tres lo vio rarísimo. Yo en un momento pensé que no lo iban a poder ver, pero por suerte lo vieron”.

Fuente: Básquet Plus