julio 14, 2024

Marca Personal

Santa Fe, Argentina

Dubois reemplazó a Pagura en Pergamino Básquet

El entrenador Julián Pagura, quien el pasado lunes dirigió a Pergamino Básquet en la derrota frente a Villa Mitre, por 102 a 76, decidió dejar el cargo y su lugar, finalmente, lo ocupará, al menos por ahora, el bahiense Santiago Dubois.

El Garza tuvo experiencia en el Provincial de Clubes con Pueblo Nuevo (Olavarría) en la temporada 97 y desde 2019 a la fecha dirigió la Primera de Sports de Pergamino.

Frente al tricolor, Dubois había debutado como asistente de Pagura y tras la salida del entrenador jefe la dirigencia recurrió a él.

“Más que nada me hago cargo por el proyecto de Pergamino Básquet, que se creó a partir de la llegada de Pagura. Siempre creí en el proyecto y me parece que le hace bien al básquet de Pergamino”, le contó a “La Nueva”.

Pergamino volverá a jugar la próxima semana, visitando a Racing (Avellaneda) el domingo, Lanús, el martes y Pilar, el viernes.

“Ante la situación me hago cargo de estos partidos y después veremos, porque tenemos otros tres de locales y posteriormente viajamos a Mar del Plata. Hasta ahí puedo puedo manejarlo, pero le aclaré a la dirigencia que me hacía cargo hasta que consiguieran un técnico full time”, aclaró.

De todos modos, no descarta la posibilidad de dedicarse de lleno, más adelante, a la dirección técnica.

“A futuro me encantaría dirigir, por ahora le doy prioridad al aspecto laboral (es visitador médico). Tengo Eneba 1, 2 y 3 (los cursos obligatorios para entrenadores) y el 3 no sólo lo hice por orgullo personal, sino porque en el algún momento quería tener el desafío, me surgió ahora, que es provisorio, más adelante veremos”, señaló.

El mensaje de Pagura

El venadense Pagura se despidió por las redes sociales con un mensaje de agradecimiento.

“Hoy digo adiós a un lugar que me dio mucho, en todo aspecto, pero en lo humano sobre todo.

A mí , a mi familia y mi mochila de aprendizaje de una profesión que es inagotable en las experiencias y vivencias que te da.

Agradezco infinitamente a mi equipo de trabajo de estos tres años, a los dirigentes que me trataron con mucho respeto y me ayudaron en todo, a todos los jugadores y familias que pasaron en este tiempo por Pergamino Básquet, a los periodistas que cubrieron el equipo siempre y a los aficionados que estuvieron y estarán ahí para seguir alentando.

La decisión es personal, nadie más que un entrenador sabe cuándo debe irse de un lugar y más en el profesionalismo.

Di todo, me vacié y no tengo nada más para dar y lo que menos haría es hacerle daño a un lugar en el que dirijo. Gracias Pergamino Básquet, Gracias Pergamino. Hasta siempre”.